Susy Suarez

BIO

Susy Suárez (Ponferrada 1984)

Técnico Superior en Fotografía Artística por la Escuela de Artes Pablo Picasso en A Coruña (2006).Fotógrafo de prensa (‘El Ideal Gallego’ y  ‘DXT’) (2007-2015).Colaboraciones con medios de comunicación (‘Axencia Galega de Noticias’), y fotógrafo de eventos y encargos varios (congresos, celebraciones…).Curso Superior de Diseño y Desarrollo Web por Escuela Arte Granada (2016)Actualmente trabajando de manera freelance, alternando proyectos de diseño con reportajes fotográficos (imagen corporativa, catálogos…)

___________________________________________________

Las imágenes para la Exposición “Souvenir” son Imágenes tomadas en los últimos dos veranos por tierras andaluzas, a excepción de una (escapada de última hora que quería incluir). Un resumen de carretera, ventanilla y mucho calor.Al margen de playas turísticas de sombrillas apelotonadas y terrazas llenas de alhambras, sobresalen paisajes aparentemente vírgenes, con horizontes saturados de color y de formas.

Un amigo de Susy escribió esto al preguntarle qué le inspiraba su rabajo:

Según Ray Bradbury en sus “Crónicas Marcianas”, o Isaac Asimov o el propio Arthur C. Clarke, en 2016 el ser humano ya tendría que haber colonizado Marte. La gente tendría que ir de vacaciones a Marte, y disfrutar de sus mares y sus montañas. Pero no. Seguimos aquí metidos, en un mundo claustrofóbico donde huir hacia las rutas salvajes es la única opción para gozar de ese “picnic de un millón de años” que relataba Bradbury en la última historia de sus famosas “Crónicas Marcianas”.

Estos parajes extraterrestres, de otro planeta, son la respuesta terráquea a un futuro que nunca llegó, a unos viajes de los que nunca disfrutaremos, y sin embargo la visión de unos espacios aparentemente vírgenes e inhóspitos, nos trasladan espiritualmente a otro punto de la galaxia, donde uno puede estar en otro mundo sin haber salido de este.

Una serie de imágenes que hacen volar la imaginación y nos provocan una sensación de soledad apacible, que inquietan al acomodado y al urbanita probablemente, pero que al mismo tiempo, reconfortan y complacen al viajero al aventurero.

Marte no nos quiere allí, pero aquí aún quedan muchas preguntas.

Como decían los ultraístas:”hay otros mundos, pero están en este“.